fbpx

Neuro Snacks Voca

Tatiana Cespedes

Tatiana Cespedes

Experta incorporadora de la tendencia, nómada digital

Empecé por lo básico… escuchar mi intuición, así que lo primero fue decirle no al resultado de ese test, no me visualizaba ni enseñando y menos a niños con problemas de aprendizaje, tengo que confesar que en esa edad estaba lejos de tener ni la paciencia ni el amor necesario para una labor tan linda.

Recuerdo tener 15 años cuando realice el test vocacional… ese que te recomienda o te guía hacia qué carrera debes escoger o para lo que supuestamente eres bueno, todavía no comprendo por qué el resultado fue ser profesora de niños sordomudos… hoy soy arquitecta y gerente de proyectos de construcción en varios países de Latinoamérica.

 

Hablo desde mi experiencia personal, no quiero dejar implícito que esos test no sirven para nada estoy segura que a muchas personas les sirve demasiado simplemente a mí no…  incluso creo que quede más confundida, ahí fue donde empezó la ardua tarea, no solo por la importancia de la decisión sino por toda la presión que había en mi entorno, mis amigos estaban súper seguros y lo decían con una certeza absoluta que recuerdo sentirme abrumada, como ellos si podían a saber a los 15 años que querían hacer para toda la vida? 

 

Empecé por lo básico… escuchar mi intuición, así que lo primero fue decirle no al resultado de ese test, no me visualizaba ni enseñando y menos a niños con problemas de aprendizaje, tengo que confesar que en esa edad estaba lejos de tener ni la paciencia ni el amor necesario para una labor tan linda.

 

Así que vinieron más preguntas, ¿cuál era la materia que más me gustaba? La respuesta era historia del arte, sociales y geografía. Me encantaban las clases con German Ardila, artista, pintor y escultor colombiano muy talentoso, me encantaba como nos llevaba por ese mundo mágico de la expresión del ser humano a través del arte en todas las épocas de la historia, por eso sociales también me encantaba, toda la historia de la humanidad me parecía increíble y nunca olvidare mi cuaderno de geografía, ahí descubrí que quería conocer todo el mundo y amaba colorear los mapas de los países y de los continentes en papel pergamino… descubrí que amaba viajar y conocer lugares nuevos.

 

Luego llego la contraparte ¿cuál era la materia que menos me gustaba? Matemáticas y química, todo lo que tuviera que ver con números, simplemente me estresaban me parecían difíciles. Sentía que mi cabeza hacia corto circuito cuando me ponían ecuaciones o formulas químicas, nunca llegue a comprender tantas cosas de esas materias, así como también sabía que ninguna carrera como medicina, enfermería y todas las ciencias relacionadas a ese tipo de servicio iban conmigo. Me da impresión la sangre y no tengo un corazón de acero para ver las escenas que puedes llegar cumpliendo esa función, por eso mi respeto y admiración por todos los seres humanos que ejercen esas carreras, de eso tampoco me sentía capaz.

 

Cada día lo tenía más claro, saber lo que no te gusta es súper importante para descartar opciones e ir encaminando tu rumbo, ¡entonces sabía que quería algo relacionado con el arte y que tuviera pocas matemáticas!

 

El otro punto en el checklist era algo que de pronto me nublo un poco en su momento porque recuerdo me estaba inclinando por estudiar historia del arte o artes plásticas y fue el tema del dinero, yo solita caí en la trampa pensando que me iba a morir de hambre estudiando historia del arte, ¡esa no era una carrera normal!, no era psicología, derecho, medicina o economía, ¿ahora que iba a hacer?… fue cuando apareció en mi mente la idea de arquitectura, averigüe y tenía varios semestres de la historia de la arquitectura y solo dos materias de matemática básica, creo que lo podía lograr y así fue. 

 

Termine embarcada en el viaje de la construcción, ese que te enseña todas las materias que no te enseñan en el colegio, paciencia, liderazgo, compromiso, planeación, manejo inteligente del dinero, inteligencia relacional, emocional y autocontrol. Aunque estoy segura que eso no solo te los enseña la construcción sino cualquier cosa a lo que te dediques ahora.

 

En una época de mi vida estuve de pelea con la arquitectura por eso, me estaba enseñando con sangre todas las materias anteriores y yo estaba en resistencia total a aprenderlas, quería salirme de la clase, odié mi carrera, intenté otras cosas, pero la vida es muy sabia y me trajo de vuelta a las clases que me quería saltar. Me mostro que a través de la arquitectura la vida me estaba enseñando a ser mejor ser humano, a conectarme con el propósito de lo que hago, ¿el para qué lo hago? Y solamente cuando lo comprendí, lo asumí, lo valoré y lo agradecí fue cuando la vida desbloqueo todo y me abrió las puertas a un mundo donde he podido trabajar en varios países, vivir una vida nómada consiente, donde no huyo de los aprendizajes sino donde cada lugar, cada proyecto, cada cultura, cada persona, cada reto siempre tiene algo que enseñarte y que la vida se trata de eso, de jamás huir de la tarea, sino que vivas con la conciencia que todo tiene un propósito para crecer para evolucionar y sobre todo que cada uno de esos eventos de la vida que se presentan es para que aprendas a ser mejor persona. 

 

Hoy le debo todo a la arquitectura, a mi carrera, la amo profundamente… amo lo que hago, pero tuve que odiarla para comprender que no se trata de hacer solo lo que amas, sino de amar todo lo que haces solo así la vida te dejará hacer todo lo que amas.

 

Encontrarle el propósito a cada acción que hacemos es lo que nos llevara a tener una vida más consiente y más feliz…. Y gracias a la creación de este articulo comprendí porque ese test vocacional si acertó, hoy también me dedico a enseñarle a personas con dificultad de aprender el mensaje principal de este escrito, no le huyas a los aprendizajes de la vida y aprende a amar todo lo que haces solo así te darás cuenta que todo tiene un propósito perfecto para ti.

Conoce más información relacionada

Otros artículos

Conoce más información relacionada

Otros artículos

Postula tu colegio

Compártelo con tus compañeros de curso, ya que a mayor número de solicitudes  más oportunidades de participar gratis tendrá tu colegio.

Share on facebook
Share on whatsapp
Share on email

No te quedes por fuera de nuestro evento.

¡Nosotros nos encargamos!

Abrir chat
¿DUDAS?